Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2016.

ME DESBOCO

20160610213452-acd7ce12-b52e-4324-bb07-d4650b948b0d.jpg

ME DESBOCO

                        “Río de lava.

                        En la boca del volcán,

                        una palabra.

                                               (Ángela Serna, “Solitudine”)

 

Me desboco

por la boca del volcán

que funde lava

que cubre lentamente

            la ladera, de colada

no hay destino fatal:

el gigante late, respira

y come y digiere

y, de vez en cuando,

por las malas digestiones

vomita…

¿Y qué le importa del hombre

que lo habita?

Hubo  otros hombres antes

creciendo por sus laderas

mucho tiempo ha

tiempo atrás

del tiempo tal

no hay memoria…

y otros vendrán después

                                   de igual manera.

 

Mariano Ibeas

21 /03/2016

10/06/2016 21:34 MARIANO IBEAS #. BONJOUR TRISTESSE No hay comentarios. Comentar.

FRANCISCA AGUIRRE...

20160625174950-sam-3821.jpg

HACE TIEMPO

Recuerdo que una vez, cuando era niña,
me pareció que el mundo era un desierto.
Los pájaros nos habían abandonado para siempre:
las estrellas no tenían sentido,
y el mar no estaba ya en su sitio,
como si todo hubiera sido un sueño equivocado.

Sé que una vez, cuando era niña,
el mundo fue una tumba, un enorme agujero,
un socavón que se tragó a la vida,
un embudo por el que huyó el futuro.

Es cierto que una vez, allá, en la infancia,
oí el silencio como un grito de arena.
Se callaron las almas, los ríos y mis sienes,
se me calló la sangre, como si de improviso,
sin entender por qué, me hubiesen apagado.

Y el mundo ya no estaba, sólo quedaba yo:
un asombro tan triste como la triste muerte,
una extrañeza rara, húmeda, pegajosa.
Y un odio lacerante, una rabia homicida
que, paciente, ascendía hasta el pecho,
llegaba hasta los dientes haciéndolos crujir.

Es verdad, fue hace tiempo, cuando todo empezaba,
cuando el mundo tenía la dimensión de un hombre,
y yo estaba segura de que un día mi padre volvería
y mientras él cantaba ante su caballete
se quedarían quietos los barcos en el puerto
y la luna saldría con su cara de nata.

Pero no volvió nunca.
Sólo quedan sus cuadros,
sus paisajes, sus barcas,
la luz mediterránea que había en sus pinceles
y una niña que espera en un muelle lejano
y una mujer que sabe que los muertos no mueren.

 

Francisca Aguirre.

25/06/2016 17:49 MARIANO IBEAS #. COSAS QUE LEO... POR AHÍ No hay comentarios. Comentar.


LAS PALABRAS

20160627201445-sam-3919.jpg

AH…! LAS PALABRAS

            “Ah, las palabras

                                   más maravillosas: “rosa”, “poema”, “mar

                                   son “m” pura y otras letras”

                                                           (Blas de Otero)

 

Ah, las palabras,

Blas de Otero

que me escuchas,

no son nada

y ahora menos

__ en los tiempos digitales__

Un impulso en un teclado,

una luz en la pantalla…

no se quedan

permanentes,

no son tinta que se fija en un papel

vuelan, vuelan,

en el aire, hojas secas

arden, fuego, en las pavesas

son cenizas, polvo, tamo

de las eras

diluídas en el agua

como agua de lluvia, como río,

pasan, fluyen, no se quedan…

las palabras, escaleras

hacia la nada

puro soplo __ espíritu sin sombra__

las palabras que me nombran

__ indefinible esencia__

articuladas apenas

son ya grito

inútil contra la piedra…

escupe tus palabras

arrójalas al viento al vacío:

son semillas

de la muerte

abonan

el silencio de la tierra.

                                               28/ 03 / 2016

27/06/2016 20:14 MARIANO IBEAS #. BONJOUR TRISTESSE No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris