Blogia
DESDELDESVAN
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

OTROS DESVANES

PÁJAROS DE PANYU RD.

PÁJAROS DE PANYU RD.

PÁJAROS DE PANYU RD.

 

Las palomas vuelan

sobre los tejados

y sobre los árboles del barrio

diecisiete pisos más abajo.

Contemplo sus idas y venidas

sobre la cima de los abetos

y los castaños.

No alcanzan el cielo

porque el cielo está reservado:

es el espacio de los edificios

de treinta, cuarenta plantas

y ellos vuelan más abajo.

Las palomas no tocan el suelo;

su suelo son las azoteas,

los terrados,

la multitud de sistemas

                de extracción de humos,

antenas parabólicas

y aires acondicionados.

Las palomas vuelan, muy abajo…

 

 Mariano Ibeas                                              14/05/2015

DE AQUÍ... DE OLGA BERNAD

DE AQUÍ...  DE OLGA BERNAD

PÁJAROS EN LA CABEZA

 

Lo que fecundan pájaros estériles

sobre tu centro abierto, disfrazado

de la fruta carnal que al menos sabe

dejarse devorar por otros labios.

 

Quisiera proteger de lo mezquino

tu malogrado asombro solitario.

No existe dios que lo sostenga, nadie

le rozará los dedos con su nombre.

                            OLGA BERNAD

 

Tomado de aquí:

http://antoncastro.blogia.com/2012/101208-olga-bernad-dos-poemas.php

Desde la Guerra del 14... II

Desde la Guerra del 14... II

Los muertos

 

Estos corazones fueron tejidos con las alegrías y el cuidado de los hombres,

maravillosamente bañados con pesares, rápidamente alegres.

Los años les han dado generosidad. Suyo era el amanecer ,

y el atardecer, y los colores de la tierra.

Han visto el movimiento, y escuchado la música, conocido

el sueño y el despertar; han amado. Han sido orgullosos amigos;

han sentido la rápida agitación de la maravilla, se han sentado solos,

han tocado flores y mejillas.

Y todo acabó.

Hay aguas empujadas por cambiantes vientos de carcajadas,

han sido iluminadas por preciados cielos, todo el día. Y después,

congeladas, con un gesto, permanecen las olas que bailan

y grácilmente deambulan. Dejan una blanca

gloria inquebrantable, un resplandor acumulado,

una amplia distancia, una paz reluciente bajo la noche.

                                    Ruper Brooke

 

*Tomado de "1914 - 1919" DULCE ET DECORUM

José Antonio Ávila & Ivone Elorriaga, Proyecto Babushka.

DESDE LA GUERRA DEL 14...

DESDE LA GUERRA DEL 14...

PAZ


Ahora, agradecemos a Dios el vigilarnos en esta divina hora,

habernos cogido jóvenes y despertado de nuestro sueño.

Con mano segura, mirada nítida y gran fuerza,

para volvernos, como nadadores que se lanzan hacia la pureza,

agradecidos desde un mundo que envejece, se enfría y se cansa.

¡Abandona a los corazones enfermos a los que el honor no conmovió,

a los medio-hombres, y sus obscenas canciones y hastío,

y todos los amores vacuos!

¡Oh! nosotros, que hemos conocido la vergüenza, hemos encontrado la libertad allí,

donde no hay enfermedad ni dolor que el sueño no pueda enmendar.

Nada roto excepto este cuerpo, que aún respira,

nada que agite la paz de ese risueño corazón

excepto la agonía, y que también tiene su final.

Y el peor amigo y enemigo no es sino la Muerte.

                                             Rupert Brooke

 

*Tomado de "1914 - 1919" DULCE ET DECORUM

José Antonio Ávila & Ivone Elorriaga, Proyecto Babushka.

Postales de Navidad XI

Postales de Navidad XI

Chantal Maillard

Pero no aconteció. La calma, digo.

No aconteció la calma. Tal vez fue

por el tiempo verbal o porque

la palabra vibró de forma diferente.

Aconteció en la palabra. La calma.

O tal vez solo la escritura

aconteció. La calma contenida.

Tal vez, acontecer. Entonces,

sí. Pero solo, sin la calma.

O con otro sujeto __ ¿sujeto? __ alguien.

Aunque, en este caso, el alguien no

es necesario. Acontecer.

¿Dónde entonces la calma? Basta.

 

* De "Hilos" de Chantal Maillard, Tusquets Ed

 

** En la foto, Laguna de Gallocanta, ayer, al atardecer.

Postales de Navidad X

Postales de Navidad  X

El círculo, de Chantal Maillard

                       Dedicado a cuantos me preguntan a qué dedico mi tiempo.

                       Dedicado a Emilio Pedro Gómez, que me entenderá.


Trazar un cero en la nada.

Indefinidamente.

Trazar la nada en un círculo.

Apresada en el círculo trazando

nada. Ocuparse en el

círculo. Ocuparse.

En nada. En la nada

__¿la nada? __ una oquedad.

Ocupar una oquedad.

Una oquedad de sueño, la vigilia.

Entre sueño y sueño. Una oquedad

ocupada, ocupándose

en nada.

 

La angustia es esa nada

que de pronto florece

en la oquedad.


* De "Hilos" de Chantal Maillard, Tusquets Ed.


Postales de Navidad IX

Postales de Navidad  IX

Yo me quejaba porque no podía comprarme zapatos, hasta que conocí a un hombre que no tenía pies.

PROVERBIO ÁRABE

*Río Piedra, Nuévalos - Jaraba

Postales de Navidad... VIII

Postales de Navidad... VIII

La hora más importante siempre es el presente;

la obra más necesaria es siempre el amor.

La levedad del pájaro – Laura Casielles

Aprender la levedad del pájaro.
Sacar los pies del nido y encontrar
que fuera el mundo es limpio
y el cielo es amplio
y no nos queda nada
por lo que valga la pena no amar.

Aprender
la levedad del pájaro. Respirar.
Sentir cómo pasa el aire
por todas las esquinas del cuerpo,
lo más parecido a volar
que puede hacer una mujer
como yo,
con el corazón
pegado a tierra.

Desafiar
la gravedad
como el que desafía
una norma, aprender
la levedad del pájaro.
Olvidar que las cosas pesan
y echarlas al aire,
quedarse quieto y ver
cómo
les nacen
alas.
Lo más parecido a volar
que puedo hacer,
yo que tengo
los pies
de plomo.

Aprender
la levedad
del pájaro.

*[Este poema de Laura Casielles, premio de poesía jóven,  (trespiesdelgato.com) se ha colado en el repertorio de ’dita sea y en el de los don nadie, y es que me gusta de verdá.]

Postales de Navidad VII

Postales de Navidad VII

* Cena de Navidad en algún lugar de la India.

Mi amigo Mario, con hermosa barba de "shadu" y reconocible por su camisa azul, tercero de los comensales a la izquierda,

comparte la cena de Navidad en algún templo, con un numeroso grupo de amigos.

Nos dice que no nos preocupemos, que está bien rodeado y nos felicita el Año Nuevo.

Postales de Navidad VI

Postales de Navidad  VI

                                A Jorge, un año después...

 

                 255

 

Realmente, morir no lleva mucho tiempo

y dicen que ni siquiera duele...

 

Tan solo es un desmayo

que llega por etapas

y queda después

fuera de nuestra vista...

Llevar un lazo más oscuro,

un solo día,

apenas un crespón, una corbata

y luego la preciosa luz del sol

nos ayuda a olvidar...

El ausente, místico, criatura,

alguien que si no nos hubiera amado así,

podría haberse abandonado al sueño,

en esa hora infalible,

sin el menor cansancio...

 

                  (Versión libre de Emily Dickinson, "Poemas a la muerte", Bartleby Ed.)

Postales de Navidad... V

Postales de Navidad...  V

 

HOY 29 DE DICIEMBRE EL BLOG CUMPLE ¡¡¡¡¡¡¡ S E I S AÑOS !!!!!!!

 

Felicidades al autor y gracias a los visitantes que lo han hecho posible...

No por sus visitas, que se agradecen,

No por sus críticas y sugerencias, que se tienen en cuenta,

No por su fidelidad, que siempre es de agradecer...

en un ejercicio tan solitario como este

de escribir en la pared del espacio virtual, de la pizarra o el encerado virtual...

del que no queda a veces ni el rastro de una tiza,

sólo queda y nada menos que eso, a veces, una sonrisa, otras un pensamiento

y siempre

una buen amistad.

Un abrazo  a todos.

 

Mariano Ibeas

 

*Belén del patrimonio nacional.

Postales de Navidad IV

Postales de Navidad IV

Si no estuviera viva

para cuando vuelvan los petirrojos,

a ese vestido de corbata carmesí

dale unas migajas en mi Memoria.

 

Y si no te pudiera dar las gracias,

porque estoy muy dormida,

has de saber

que lo habré intentado

con mis labios de granito.

 

                  (Versión libre de Emily Dickinson, "Poemas a la muerte", Bartleby Ed.)


 * Y todos los mejores deseos posibles... para todos.

Postales de Navidad III

Postales de Navidad III

Qué extraña fonda ésta

donde pasar la noche...

Llega un viajero peculiar,

¿Quién es el posadero?

¿Dónde las sirvientas?

Y qué curiosas estancias,

no hay rojo fuego en las chimeneas

ni corren rebosantes los jarros de vino...

Nigromante, posadero,

¿Quienes son esos de ahí abajo?

 

                  (Versión libre de Emily Dickinson, "Poemas a la muerte", Bartleby Ed.)

* San Vicente de la Barquera, en diciembre.

Postales de Navidad II

Postales de Navidad  II

Soportar nuestra parte de noche,

nuestra parte del alba.

Completar nuestro hueco de dicha,

nuestro hueco de escarnio.

Aquí y allá una estrella,

__ ¡hay quienes se extravían!__

Aquí y allá una niebla,

y por último, el Día!

 

                  (Versión libre de Emily Dickinson, "Poemas a la muerte", Bartleby Ed.)

CMX 04

CMX 04

http://salonkritik.net/10-11/2011/11/cmx_04_santiago_sierra_y_su_le.php

Postales de Navidad I

Postales de Navidad  I

Aún no se lo he dicho a mi jardín,

no vaya a ser que me convenza,

tampoco tengo al fuerza suficicente

para comunicárselo a las abejas...

Tampoco lo diré en la calle, pues,

tras los escaparates, me mirarán fijamente,

a mí,

que alguien tan poca cosa, tan ignorante,

como yo,

tenga la osadía de morir.

No quiero que lo sepan las colinas,

por las que tanto paseé,

ni decírselo a los queridos bosques,

el día que me iré...

No lo diré en la mesa,

ni se me escapará por un descuido:

hoy, dentro del Enigma,

alguien seguirá sus pasos.

 

                  (Versión libre de Emily Dickinson, "Poemas a la muerte", Bartleby Ed.)

 

*Playa Águila, Asturias, invierno 2011.