Facebook Twitter Google +1     Admin

VEINTE MODELOS (DE ESCRITURA ) PARA ARMAR

XIX.- Su silueta contra el resplandor alpino                            

                  Sabemos  que a determinados pájaros, las golondrinas por ejemplo, les atrae el espacio transparente, el cielo del verano al atardecer, la superficie de un estanque, el cristal de una ventana. A veces en sus ráfagas vertiginosas, cruzan el cielo con un agudo chiar, resbalan por la superficie y toman con sus picos abiertos unas gotas de líquido que les sirven también para amasar el barro de sus nidos… y a veces chocan contra el vidrio de las ventanas.                   

                   Recogí con cuidado aquel cuerpo caliente que latía entre mis manos… como si el cielo se hubiese volcado de repente, como si el aire adensado de la tarde hubiese juntado todo el plomo del sol, todos los hilos de sus vuelos de vértigo, las madejas de las nubes, los frutos alados recogidos al vuelo, en su ávido pico…

                   Todo estaba allí, pero nada era lo mismo, en una piltrafa de carne, apenas con un hilillo de sangre en la cabeza, un sueño roto, un disfraz arrumbado en el respaldo de la silla, un plumero desplumado, un cadáver de ojos entrecerrados…

                    No había sido fulminada por el rayo, ni los plomos del cazador segaron la guadaña de sus alas, ni quebraron el arco o la parábola trazada en el plano del cielo…

                    Sólo por un momento, en un relámpago,  dibujó su cuerpo una silueta triste de cristo crucificado en el otro lado del cristal de mi ventana… 

                   Abandoné el libro y la lectura y en el rincón más fresco del jardín enterré su cuerpo envuelto en una servilleta blanca…

                    Soplaba el aire fresco y hacia occidente se tendían  algunas nubes dispersas. 

                    Definitivamente el  verano había terminado.

Mariano Ibeas

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Candi

Esa golondrina, gracias al don de la imaginación, de la escritura, se ha hecho prosa.
Saludos.
Candi


«Et toi, poésie, continueras-tu à prodiguer tes dons,
nous dirigeras-tu vers des situations de hasard
en lesquelles nous verrons de nouveau l’humanité,
l’existence, les choses, les instincts, les raisons,
la pluralité, la diversité, la singularité,
l’éveil de la nature et le réveil de la matière ?
Nous emmèneras-tu là où nous pourrons proclamer :
aucune étoile ne reste qui ne soit transpercée
par ton imagination, aucun ciel qui ne parle en ton nom ?»

Extraído del «Concerto pour le 11 septembre 2001 avant Jésus-Christ» (Paris, septembre 2002)
ADONIS

Fecha: 22/11/2006 22:41.


Autor: Mariano Ibeas

Gracias, Candi; ya ves que una golondrina no hace primavera , ni verano, pero el otoño a veces se tiñe de nostalgia, y de rojo y de sangre...
En fin, gracias también por la cita de Adonis.
Un abrazo
Mariano Ibeas

Fecha: 23/11/2006 12:50.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris