Facebook Twitter Google +1     Admin

VERSAILLES... 12

20090912195345-neptuno-versallesco.jpg

Versailles I

"Como se sabe, Luis XIV no amaba París. Son los recuerdos de la Fronda, pero también un instintivo temor a la calle,  lo que anima "a contrario" ese signo que es Versalles. Mundo prodigioso, pero cerrado, apoteosis del poder absoluto, gasto suntuario, teatro, monstruo suscitado por el orgullo. Versalles es todo eso a la  vez"

"¡Oh qué lamentable sería que el más grande rey fuese medido por el rasero de Versailles! Y sin embargo es de temer tal desgracia!"  (Colbert)  

"Los jardines, cuya magnificencia asombra, pero cuyo más ligero uso repugna, son también de mal gusto; no se llega al frescor de la sombra sino a través de una zona tórrida, al final de la cual no hay más remedio que ascender o descender, y con la colina se terminan los jardines. La grava quema los pies, pero sin ella se hundiría uno en la arena y en el más negro fango, y la violencia que por todas partes se ha hecho a la naturaleza nos repugna y desagrada pese a todo".    (Saint Simon)

"Versailles, gran nombre herrumbroso y dulce, real cementerio de follaje, de vastas aguas y mármoles, lugar verdaderamente aristocrático y desmoralizante en el que no nos perturba ni siquiera un remordimiento porque la vida de tantos obreros no haya servido sino  para afinar y aumentar no tanto los goces de otro tiempo cuanto la melancolía del nuestro"    (Marcel Proust, "Les plaisirs et les jours")

"En 1685, Dangeau estima en su "Journal", que son 36.000 personas las que trabajan en Versailles"

Notas tomadas de "Le Nôtre" de Bernard Jeannet, Akal Arquitectura. Madrid 2003

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris