Facebook Twitter Google +1     Admin

DE SAL

47

 

        

                   estos que veis aquí

                   calcinados huesos

                   son los restos de mi cuerpo

                   __ poco queda __

                   nacieron para sostener en vida

                   la carpintería frágil

                   de mi ser erecto,

                   se rodearon de músculos

                   ávidos de acción

                   y de reposo luego

                   y ya no son

                   cobijo de nada;

                   quise una vez enterrarlos

                   bajo la piedra dura

                   reclinados

                   al salir del sol

                   en las mañanas

                   mas no hubo tiempo:

                   los dispersó la lluvia, el viento

                   y las cenizas de otros huesos

                   innombrables

                   no esperan siquiera la resurrección

                   un día:

                   no admiten ni coyundas,

                   ni composturas,

ni componendas

          __ poco espíritu __

                   son materia, escasa, insuficiente

                   de poco podrán servir,

                   tal vez un poquito más de cal

                   para esta ácida tierra.

                                              

                                                   Mariano Ibeas

18/05/2008 20:57 MARIANO IBEAS #. ALERA II

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris