Facebook Twitter Google +1     Admin

JOSÉ HIERRO

20190712090621-66359897-864512393923872-6679992665880133632-n.jpg

JOSÉ HIERRO

PARA UN ESTETA

Tú que hueles la flor de la bella palabra 
acaso no comprendas las mías sin aroma. 
Tú que buscas el agua que corre transparente 
no has de beber mis aguas rojas.

Tú que sigues el vuelo de la belleza, acaso 
nunca jamás pensaste cómo la muerte ronda 
ni cómo vida y muerte agua y fuego hermanadas 
van socavando nuestra roca.

Perfección de la vida que nos talla y dispone 
para la perfección de la muerte remota. 
Y lo demás, palabras, palabras y palabras, 
¡ay, palabras maravillosas!

Tú que bebes el vino en la copa de plata 
no sabes el camino de la fuente que brota 
en la piedra. No sacias tu sed en su agua pura 
con tus dos manos como copa.

Lo has olvidado todo porque lo sabes todo. 
Te crees dueño, no hermano menor de cuanto nombras. 
Y olvidas las raíces («Mi Obra», dices), olvidas 
que vida y muerte son tu obra.

No has venido a la tierra a poner diques y orden 
en el maravilloso desorden de las cosas. 
Has venido a nombrarlas, a comulgar con ellas 
sin alzar vallas a su gloria.

Nada te pertenece. Todo es afluente, arroyo. 
Sus aguas en tu cauce temporal desembocan. 
Y hechos un solo río os vertéis en el mar, 
«que es el morir», dicen las coplas.

No has venido a poner orden, dique. Has venido 
a hacer moler la muela con tu agua transitoria. 
Tu fin no está en ti mismo («Mi Obra», dices), olvidas 
que vida y muerte son tu obra.

Y que el cantar que hoy cantas será apagado un día 
por la música de otras olas.

12/07/2019 09:06 MARIANO IBEAS #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

FÉLIX GRANDE

20190711200634-67063538-864420760599702-8577960815884238848-n.jpg

FÉLIX GRANDE

Cobrizo espiritual (Homenaje a Manolo Caracol)

Es la calamidad lo que este hombre examina;
es el desastre subrepticio, la astucia del dolor
lo que desenmascara sobre su corazón espeso
este gitano de enebro con sangrías de lamento y saber.

Su voz, esa pirámide de entrañas y fragmentos cortantes,
ese rumor de petróleo subterráneo y desesperados lobeznos,
su voz mitad oráculo, mitad desconcierto de huérfano,
su voz de candeal abrasado por cuya ladera pululan
cristales minerales y prehistóricas advertencias,
su voz de tabaco ordeñado con avidez,
resquebrajada, precariamente unida con sogas de esparto,
su voz maravillosa, amenazada de inutilidad,
su voz sin educación, veteada de caídas, su voz impresionante.
Ah, sí, con esa voz informa sobre la hostil desgracia
que brotó en las cavernas: ¿no oís el horror
de los hombres desnudos bramando sobre el mundo vacío?
¿escucháis las parejas salvajes que ante la miseria y la muerte
copulaban buscando, aterradas, el rostro de siglos venideros?
En la voz de este hombre de nuestros días hierve
la sorda herencia de fatiga y furia, desolación y voluntad,
injusticia y quejido y hombría que, como un megaterio,
avanza de una edad en otra, avanza.

Pues ¿qué es el cante? ¿qué es una siguiriya?
¿no es algo roto cuyos pedazos aúllan
y riegan de sangre oscura el tabique de la reunión?
¿no es la electricidad del amor y del miedo?
¿no es la brasa que anda por entre el vello de los brazos
sobresaltando a la miseria y al ultraje que nos desgastan?
¿no es el cante una borrachera de impotencia y coraje,
una paz sísmica, un alimento horrible?

Y este hombre de la áspera garganta,
genialmente amarrado a la tenacidad y sus siglos,
escucha con bravura un instante la guitarra fantástica,
la guitarra feroz que chorrea pesadumbre y presidio,
que segrega lujuria de vivir, y él la escucha
y abre luego la boca para arrancarse de ella
pozos de amores horrorosos, madres muertas, infamias,
sexos, cadáveres, borbotones de comprensión y desafío,
y nos entrega en un cante un fardo de atonal destino
y una pena sin fin transitada por harapos y puños
y escarmientos y ojos, muchos ojos abiertos, ojos, ojos,
hasta infectarlo todo del fuerte olor del corazón que mira.

11/07/2019 20:06 MARIANO IBEAS #. AUTOMORIBUNDIA No hay comentarios. Comentar.

VICTORIANO CRÉMER

20190627193420-65615317-2298987316882231-288819400851587072-n.jpg

Hoy se cumplen 10 años de la muerte, en León, del poeta burgalés Victoriano Crémer.


Victoriano Crémer

EL AMOR Y LA SANGRE

.
El amor sube por la sangre. Quema
la ortiga del recuerdo y reconquista
el ancho campo abierto, la ceniza
fundadora, que la brasa sostiene.
El amor es herencia de la sangre,
como el odio, su amante, y se mantienen
íntimos, besándose, nutriéndose
de sus dobles sustancias transmitidas.
Nada podrá arrancarles de su abrazo:
La espada, el hielo, el tiempo, con sus filos
mezclarán sangres, que, lluviosamente,
germinarán odios, amor o nuevas sangres.
¿Cómo decir:
-"Aquéllos, que nunca conocieron
la sangre derramada, que separen
el odio del amor y reconstruyan
las viejas catedrales de la dicha…".
¿"Aquéllos"?, ¿son acaso otros que los murientes
trasvasados, hechos de sangre antigua?
No es posible lavarse el alma ni las manos
cuando fluye hacia ellas sangre y olor a sangre.
Si ha de hacerse el amor, será con sangre
trepadora, quemante, conocida,
pura sangre del odio, amante impávido
que el amor fecundiza.
Si ha de hacerse la paz…
-¡Callad, campanas!,
¡Ved la tierra, la tierra, que resume
su tempero sangriento y le convierte
en paz, en paz, a puñetazos puros…!

27/06/2019 19:34 MARIANO IBEAS #. AUTOMORIBUNDIA No hay comentarios. Comentar.

ANTONIO CABRERA

20190617163143-65028743-1339341869536892-3143294175177342976-n.jpg

Hoy se nos ha ido el poeta gaditano Antonio Cabrera.


Antonio Cabrera
In memoriam...

LA ESTACIÓN PERPETUA
El invierno se fue. ¿Qué habré perdido? 
¿Qué desapareció, con él, de mi conciencia?

(Esta preocupación -seguramente absurda- 
por conocer aquello que nos huye, 
me obliga a convertir el aire frío 
en pensado cristal sobre mi piel pensada, 
y a convertir la gloria entristecida 
de los húmedos días invernales 
en la imposible luz que su concepto irradia; 
esta preocupación, en fin, tiene la culpa 
-y qué confuso y dulce me parece- 
de que duerman en mí los árboles dormidos).

El invierno se fue, pero nada se lleva. 
Me queda siempre la estación perpetua: 
mi mente repetida y sola.

17/06/2019 16:31 MARIANO IBEAS #. AUTOMORIBUNDIA No hay comentarios. Comentar.

Me desordeno

20190612184712-52063633-2279818682099357-388552660338343936-n.jpg

Me desordeno, amor, me desordeno

Me desordeno, amor, me desordeno
cuando voy en tu boca, demorada,
y casi sin por qué, casi por nada,
te toco con la punta de mi seno.

Te toco con la punta de mi seno
y con mi soledad desamparada;
y acaso sin estar enamorada
me desordeno, amor, me desordeno.

Y mi suerte de fruta respetada
arde en tu mano lúbrica y turbada
como una mal promesa de veneno;

y aunque quiero besarte arrodillada,
cuando voy en tu boca, demorada,
me desordeno, amor, me desordeno.


De: Memoria de la fiebre

 

Carilda  Oliver Labra


12/06/2019 18:47 MARIANO IBEAS #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

FERNANDO AÍSA (IN MEMORIAM)

20190607082748-62483762-10219579097931219-8191127856156246016-n.jpg

'CUANDO LA OIGO HABLAR…' DE FERNANDO AÍNSA

[A Mónica]

Cuando la oigo hablar con los perros me conforto: 
Sé que sigue ahí
-en la cocina, el porche o el jardín,
no importa dónde-
su presencia me asegura de muchas cosas,
Imponderables que mantienen la tela de araña donde me balanceo
sobre el vacío que me rodea.
Una tela que tejió con sutil sabiduría
en treinta y cuatro años de vida compartida.

Los llama,
dialoga con ellos,
porque de sus miradas obtiene la respuesta que yo,
avaro, por no decir egoísta,
eludo darle, cuando debería susurrarle:
“Todavía te quiero”.

07/06/2019 08:27 MARIANO IBEAS #. IN MEMORIAM No hay comentarios. Comentar.

DE SOL, DE LUZ, DE MAR…

20190524142833-img-20190326-wa0027.jpg

DE SOL, DE LUZ, DE MAR… (2) Mariano IBEAS

Foto 1

               En el principio fueron los Atlantes

               los que levantaron los cimientos de la tierra

               y  Vulcano encendió  los fuegos de su fragua

               en la oscuridad de la caverna…

Foto 2

               Luego, Neptuno, con envidia, agitó las aguas

               y  convocó a los vientos en una lucha eterna

               contra las rocas,  que disolvieron las piedras

               extendiendo las arenas al cuenco de la playa…

 Foto 3

               Brilló el sol y secó las aguas

               y  quebrantó las peñas

               y ahogó la vida apenas renacida

               como una mala sombra negra

 Foto 4

               Y de nuevo la batalla sorda,

               entre el mar y la tierra,

               el agua y el sol, la muerte y la vida,

               la luz y las tinieblas…

 Foto 5

               Hubo una tregua y un tiempo de paz;

               las nubes llevaron sus hilos de algodón

               a las hojas del árbol de Garoé

               que las devolvieron en lágrimas de lluvia

               sobre la tierra sedienta…

Foto 6

               La lluvia penetró despacio

               en la oscuridad de la cueva

               y se derramó fecunda en las entrañas

               como un milagro de la vida

 Foto 7

               Volvió a surgir, en manantial sereno

               en Agua Santa que cura sacia, vivifica,

               que alimenta los estanques

               y se extiende en las arenas

 Foto 8

               El sol y el aire hacen su trabajo

               devuelven al aire el latido de la tierra

               y arrojan su carga de cristales

               de nieve inmaculada…

Foto 9

               Solo al atardecer despacio

               se va ocultando el sol

               rozando con sus dedos de rosa

               la superficie de las aguas

 

Foto 10

               Y queda  para siempre

               un regalo de los dioses:

               la sal de Teneguíaa…

               Yo me quedo contemplando

                                            ***

               Y desde entonces

               no cesan en su empeño

               de acompasar sus pasos

               mi corazón y el mar…

                                            ***

24/05/2019 14:28 MARIANO IBEAS #. EN VIVO Y EN DIRECTO No hay comentarios. Comentar.

GIL DE BIEDMA

20190428173950-cimg2067.jpg

De todas las historias de la Historia


Y qué decir de nuestra madre España,
este país de todos los demonios
en donde el mal gobierno, la pobreza
no son, sin más, pobreza y mal gobierno
sino un estado místico del hombre,
la absolución final de nuestra historia?

De todas las historias de la Historia
sin duda la más triste es la de España,
porque termina mal. Como si el hombre,
harto ya de luchar con sus demonios,
decidiese encargarles el gobierno
y la administración de su pobreza.

Nuestra famosa inmemorial pobreza,
cuyo origen se pierde en las historias
que dicen que no es culpa del gobierno
sino terrible maldición de España,
triste precio pagado a los demonios
con hambre y con trabajo de sus hombres.

A menudo he pensado en esos hombres,
a menudo he pensado en la pobreza
de este país de todos los demonios.
Y a menudo he pensado en otra historia
distinta y menos simple, en otra España
en donde sí que importa un mal gobierno.

Quiero creer que nuestro mal gobierno
es un vulgar negocio de los hombres
y no una metafísica, que España
debe y puede salir de la pobreza,
que es tiempo aún para cambiar su historia
antes que se la lleven los demonios.

Porque quiero creer que no hay demonios.
Son hombres los que pagan al gobierno,
los empresarios de la falsa historia,
son hombres quienes han vendido al hombre,
los que le han convertido a la pobreza
y secuestrado la salud de España.

Pido que España expulse a esos demonios.
Que la pobreza suba hasta el gobierno.
Que sea el hombre el dueño de su historia. 

Jaime Gil de Biedma
28/04/2019 17:39 MARIANO IBEAS #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

20190424170248-cimg2100.jpg

  Y SE QUEDARÁN LOS PÁJAROS CANTANDO

Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando.
Y se quedará mi huerto con su verde árbol,
y con su pozo blanco.

Todas las tardes el cielo será azul y plácido,
y tocarán, como esta tarde están tocando,
las esquilas del campanario.

Se morirán aquellos que me amaron
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y lejos del bullicio distinto, sordo, raro
del domingo cerrado,
del coche de las cinco, de las barcas del baño,
en el rincón oculto de mi huerto encalado,
entre la flor, mi espíritu errará callando.

Y yo me iré, y seré otro, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido...
Y se quedarán los pájaros cantando.

 

autógrafo

Juan Ramón Jiménez

 

 

 
24/04/2019 17:02 MARIANO IBEAS #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

FRANCISCA AGUIRRE: DESPEDIDA

20190422174753-somontano-de-barbastro57057838-2302727053141360-206398639138930688-n.jpg

POEMA DEL DÍA
Francisca Aguirre
(In memoriam)

DESPEDIDA
Decir adiós quiere decir tan poco.
Adiós dijimos a la infancia
y vino detrás nuestro como un perro
rastreando nuestros pasos.
Decir adiós: cerrar esa obstinada puerta que se niega,
la persistente cicatriz que destila memoria.
Decir adiós: decir que no; ¿quién lo consigue?
¿quién encontró la mágica llave?
¿quién el punto que nos desliza hasta el olvido,
la mano que extirpará raíces
sin quedarse para siempre cerrada sobre ellas?
Decir adiós: volver la espalda; pero
¿quién sabe dónde está la espalda?
¿quién conoce el camino que no muere en el pisado atajo?
Decir adiós: gritar porque se está diciendo
y llorar porque no se dice nada;
porque decir adiós nunca es bastante,
porque tal vez decir adiós completamente
sea encontrar el recodo donde volver la espalda,
donde hundirse en el no definitivo
mientras escapa lentamente la vida.

22/04/2019 17:47 MARIANO IBEAS #. BONJOUR TRISTESSE No hay comentarios. Comentar.

PILAR MARTÍNEZ BARCA

20190421162637-55902010-2225541227510879-4907554448454189056-n.jpg

FLOR DE AGUA

.

El sueño se pegaba a nuestros párpados,

en tanto que en las lomas clareaba 
una primera luz.
Debíamos ungirte con hierbas aromáticas
y el agua que manara en nuestro espíritu.
En sábado jamás se permitiera
atar dos cabos sueltos o encender las antorchas.
Llegadas al silencio, presentimos 
descorrida la piedra.
Nadie había en la sombra que dejara
tu ausencia inesperada, tu prematura muerte.
¿Quién perturbó de pronto la quietud?
«Aquél por el que un día os fueran dadas
lágrimas o alabanza, ternura o desazón,
no yace ya en lo oscuro.»
La voz iluminara nuestro centro,
al tiempo que el rocío se abría en las corolas.
Tan sólo tus amigos,
y aquella que por siempre hiciera germinar
tu vida en la esperanza,
tornaron más veraces nuestros sueños.
Brotaba ya la vid en la campiña.

(Flor de agua, Zaragoza, Institución «Fernando el Católico», Excma. Diputación Provincial de Zaragoza, 1994).

21/04/2019 16:26 MARIANO IBEAS #. ADONIS No hay comentarios. Comentar.

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

20190418191216-sam-2173.jpg

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

Vino, primero pura,

vestida de inocencia;

y la amé como un niño.

Luego se fue vistiendo

de no sé qué ropajes;

y la fui odiando sin saberlo.

Llegó a ser una reina

fastuosa de tesoros…

¡Qué iracundia de hiel y sin sentido!

Mas se fue desnudando

y yo le sonreía.

Se quedó con la túnica

de su inocencia antigua.

Creí de nuevo en ella.

Y se quitó la túnica

y apareció desnuda toda.

¡Oh pasión de mi vida, poesía

desnuda, mía para siempre!

18/04/2019 19:12 MARIANO IBEAS #. BONJOUR TRISTESSE No hay comentarios. Comentar.

Vladimír Holan

 

Vladimír Holan

Cuando llueve en domingo y tú estás solo, 
completamente solo,
abierto a todo, pero no llega ni el ladrón
y no llama a la puerta ni el borracho ni el enemigo;
cuando llueve en domingo mientras tú estás abandonado
y no comprendes cómo vivir sin cuerpo
y cómo no vivir puesto que tienes cuerpo;
cuando llueve en domingo y, solo, no eres más que tú,
¡no esperes ni hablar contigo mismo!
Entonces el ángel es el único que sabe 
lo que hay encima de él,
entonces el diablo es el único que sabe 
lo que hay debajo de él.

El libro sostenido, el poema al caer...

07/04/2019 16:19 MARIANO IBEAS #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

CARDO MARIANO

20190313223942-54278161-1268682813269465-3372788610108489728-n.jpg

Cardo mariano
("Silybum marianum". Med. protector hepático)
...
Cardo humilde y, sin embargo, cardo,
nardo de nieve y hielo,
y , sin embargo, nardo,
a los pies de la virgen
que amamanta y mece,
extiende su tapiz,
refresca su cansancio;
Una vía láctea sin final
se lanza
y en estrellas bebe
el néctar de su seno,
dulce y breve
no llevará las hojas del acanto
al templo vestal, vestido de Afrodita,
no esperará
desnuda sementera;
tan sólo leve,
de su mano virginal
manso durmiente
del sueño del invierno bajo nieve
y en primavera floreal
crece y florece
en alimento verdial
y en eficaz remedio hepático
comparece ante ti, humilde cardo:
cardo de hielo, para los otros, cardo,
cardo de nieve, para vosotros, nardo. 
...
Mariano Ibeas

13/03/2019 22:39 MARIANO IBEAS #. ACADEMIA DE CIENCIAS PARA LA JUBILACIÓN No hay comentarios. Comentar.

ANTONIO MACHADO IN MEMORIAM

20190222192647-cimg2053.jpg

RETRATO

..
Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, 
y un huerto claro donde madura el limonero; 
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla; 
mi historia, algunos casos que recordar no quiero. 
Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido 
—ya conocéis mi torpe aliño indumentario—, 
mas recibí la flecha que me asignó Cupido, 
y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario. 
Hay en mis venas gotas de sangre jacobina, 
pero mi verso brota de manantial sereno; 
y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina, 
soy, en el buen sentido de la palabra, bueno. 
Adoro la hermosura, y en la moderna estética 
corté las viejas rosas del huerto de Ronsard; 
mas no amo los afeites de la actual cosmética, 
ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar. 
Desdeño las romanzas de los tenores huecos 
y el coro de los grillos que cantan a la luna. 
A distinguir me paro las voces de los ecos, 
y escucho solamente, entre las voces, una. 
¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera 
mi verso, como deja el capitán su espada: 
famosa por la mano viril que la blandiera, 
no por el docto oficio del forjador preciada. 
Converso con el hombre que siempre va conmigo 
—quien habla solo espera hablar a Dios un día—; 
mi soliloquio es plática con ese buen amigo 
que me enseñó el secreto de la filantropía. 
Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito. 
A mi trabajo acudo, con mi dinero pago 
el traje que me cubre y la mansión que habito, 
el pan que me alimenta y el lecho en donde yago. 
Y cuando llegue el día del último vïaje, 
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, 
me encontraréis a bordo ligero de equipaje, 
casi desnudo, como los hijos de la mar.

ANTONIO MACHADO

22/02/2019 19:26 MARIANO IBEAS #. DE HOMBRES Y DE PIEDRAS No hay comentarios. Comentar.

A ALGUNOS LES GUSTA LA POESÍA

20190201173119-dsc04453.jpg


Hoy se cumplen 7 años de la muerte, en Cracovia, de la poeta polaca Wisława Szymborska, premio Nobel de Literatura en 1996.

A ALGUNOS LES GUSTA LA POESÍA 

 
A algunos, 
es decir, no a todos. 
Ni siquiera a los más, sino a los menos. 
Sin contar las escuelas, donde es obligatoria, 
y a los mismo poetas, 
serán dos de cada mil personas.

Les gusta, 
como también les gusta la sopa de fideos,
como les gustan los cumplidos y el color azul, 
como les gusta la vieja bufanda, 
como les gusta salirse con la suya, 
como les gusta acariciar al perro.

La poesía, 
pero qué es la poesía.
Más de una insegura respuesta
se ha dado a esta pregunta.
Y yo no sé, y sigo sin saber, y a esto me aferro
como a un oportuno pasamanos.

Wisława Szymborska

01/02/2019 17:31 MARIANO IBEAS #. BONJOUR TRISTESSE No hay comentarios. Comentar.

MADELEINE... Y LAS OTRAS.

20190104151530-49898100-2228710714070486-9061109001340583936-n.jpg

¿De dónde ha de venir?
¿Cómo escapar
del reino fascinante
de su sexo en cuchillo rasgando
la piel de la cordura?
¿De dónde ha de venir?
Excéntrica,
mutante,
tentadora,
bombeando mis barcos,
mi lengua de cordero,
mi materia salvaje.
Carmen Aliaga

...

Fragmento de mi próximo libro "Madeleine y las otras" 
DIBUJO;  Obra de Pilar Aguarón Ezpeleta

04/01/2019 15:15 MARIANO IBEAS #. BONJOUR TRISTESSE No hay comentarios. Comentar.

FERNANDO SARRIA

20181231105836-20181229-160646.jpg

Será un año muerto y sus uvas amargas
tendrán reglas y posos en mi cuerpo,
nada extraño en esta maleza donde vivimos
ya que los años nos van dejando marcas y recuerdos, 
más entonces, cuando en la juventud
la vida parecía un carrusel
y era música, alcohol y humo
prendido a la palabra y al silencio.
f.
31/12/2018 10:58 MARIANO IBEAS #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

HACE TRECE AÑOS YA...

20181227101152-cimg1930.jpg

Declaración I

A partir de ahora,

señoras y señores,

dejaré de desnudarme:

ante ustedes...

¡un muñeco, un figurante!

No seré extraño ni extranjero,

seré un semejante,

y ustedes serán cómplices,

hipócritas conmigo.

Haremos como si

sin llamarnos a engaño,

porque ustedes y yo

sabemos

que sigue la tramoya

de la antigua farsa,

el trampantojo,

la trampa y el cartón...

no nos llamamos a engaño.

El poeta ya no se deja

la piel en los papeles,

el poeta está desdoblado

de sí mismo,

maneja los hilos

en las sombras

se disfraza

de payaso

o saltimbanqui,

o, mejor dicho,

ni se esconde ya siquiera;

se deja ver

y deja en el aire

la traza, el cañamazo...

la urdimbre

y la hilaza están presentes

en sus sedas;

tan sólo, alguna vez,

el poeta ejecuta sus

saltos mortales

en vivo y en directo,

pero no le va la vida en ello.

El poeta

es también

mortal de necesidad

declarado...

y no arriesga nada,

no se arriesga,

no pone nada en juego,

juega con ustedes...

el poeta payaso

¡que salga!

¡que empiece!

 

Mariano Ibeas

(Hace trece años ya que se publicó este blog por primera vez  y, aunque sea a trancas y barrancas, sigue...)

27/12/2018 10:11 MARIANO IBEAS #. AUTOMORIBUNDIA No hay comentarios. Comentar.

FRANCISCA AGUIRRE

20181115155921--pacaaguirrecartel0-c8a40fb5.jpg

Un mar, un mar es lo que necesito.

Un mar y no otra cosa, no otra cosa.

Lo demás es pequeño, insuficiente, pobre.

Un mar, un mar es lo que necesito.

No una montaña, un río, un cielo.

No. Nada, nada,

únicamente un mar.

Tampoco quiero flores, manos,

ni un corazón que me consuele.

No quiero un corazón

a cambio de otro corazón.

No quiero que me hablen de amor

a cambio del amor.

Yo sólo quiero un mar:

yo sólo necesito un mar.

Un agua de distancia,

un agua que no escape,

un agua misericordiosa

en que lavar mi corazón

y dejarlo a su orilla

para que sea empujado por sus olas,

lamido por su lengua de sal

que cicatriza heridas.

Un mar, un mar del que ser cómplice.

Un mar al que contarle todo.

Un mar, creedme, necesito un mar,

un mar donde llorar a mares

y que nadie lo note.

Testigo de excepción, de Francisca Aguirre.

15/11/2018 15:59 MARIANO IBEAS #. BONJOUR TRISTESSE No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris