Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema EL JARDÍN DE MELIBEA.

OLGA BERNAD: PERROS DE NOVIEMBRE

20170513170107-img-20140221-wa0000.jpg

LA VIDA EXTREMA

Soñé que un animal me perseguía,
¿Has tropezado en sueños con tu miedo,
con la esquina voraz de tu locura?
Y tal vez has caído
al suelo como yo mientras notabas
ese aliento en tu nuca,
su olor caliente a sexo, a vida extrema
viciada por la muerte. 
¿Has masticado
ese miedo al huír? Me perseguía
un animal aullando. Yo era ella,
la pequeña que muere,
yo era ella, la del final,
la de los cuentos tristes.
No podía esconderme, soy la sombra
de la luz que él respira. Recordaba
una lucha en el centro de una cama. 
Sobreviví al abrazo, llegué al bosque
para morir corriendo. 
El corazón me ataba la garganta,
metálico sabor de hierro, río
de mi lengua a la tierra, de su boca
caían mis aullidos, sus canciones. 
Grité para no oírlo, tragué sangre
y me paré por fin. Sobre los charcos
vi el horror de verdad. Me había atrapado
mi memoria borrosa.
Decía que fui yo quien robó algo
esa noche en su cama.
Fui yo quien robó algo; yo, la sombra;
yo, el animal y el luto y el secreto;
y yo, la inexplicable
criatura que lleva entre los dientes
su breve corazón de terciopelo.

(de "Perros de noviembre", Ediciones de la Isla de Siltolá, 2016)

13/05/2017 17:01 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.

MI JARDÍN III

20110517093157-12-mayo-2011-113-tres-.jpg
17/05/2011 09:31 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.

DORITA PUIG

20110411105926-3-abril-2011-110.jpg

Dorita Puig me escribe este poema.

                  A Mariano Ibeas

Tal vez algún día
nos devuelvan el cielo,


tal vez algún día
perdonen
este oficio,


tal vez algún día
nos absuelvan
de palabras y de tintas,


y  de poemas
escritos
a espaldas de Dios...

                Dorita Puig

 

NOTA: Explosión de primavera fucsia en el talud de la Ronda Norte.

11/04/2011 10:59 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.

PRESENTACION DEL LIBRO

20080424104743-portada-libro.jpg

TERTULIA FUENTES DE LA MENTIRA

El viernes dia 25 de abril, a las 19’30,

os esperamos en la sala polivalente

de la BIBLIOTECA DE ARAGON

para la presentacion del libro de relatos breves de

PILAR AGUARON EZPELETA.

                             Un saludo a todos.

MARIANO IBEAS

PUEDO... NO PUEDO

 "Puedo escribir los versos

más tristes esta noche..."

...de noviembre

recordando a Pablo… 

Puedo amar

y seguir sufriendo, 

           pero no puedo dejar

                              de recordarte. 

Puedo vivir sin ti

desgranado los momentos de la noche,

            pero no puedo dejar de verte, 

           durmiendo aquí a mi lado… 

Puedo soñar

otra vida, otra existencia,

            pero no puedo resolver el nudo 

           que me ata a ti… 

Puedo sentir que respiras

y no puedo acompasarme

contigo,

no sé si puedo seguir viviendo 

           sin amarte,

no sé si debo

            seguir viviendo…

   Mariano Ibeas

               (De "Palabras guardadas", 2000)

SI TÚ NO ESTÁS...

20070404220847-puerta-3.jpg

Si tú no estás… 

Si tú no estás,

busco tu sombra en el vacío.

Si tú no ríes,

oigo tu risa entre los pinos.

Si no me miras,

me siento traspasado,

transparente…,

siento sin cesar tus pasos

en eco entre mis sueños.

Despierto en tus silencios,

grito entre tus labios,

entiendo que es lo mismo

esperar que olvidar,

sentir que crear,

odiar que amar…

Vuelvo a mirar despacio…

y sorprendo tu vacío,

                        y ya no estás.

Mariano Ibeas

(De "Palabras guardadas")

PRONOMINAL

Pronominal…                         

Tu nombre

es un pronombre.

Tú ;

eres Tú,

sólo tú, simplemente.

Yo, ensimismado,

busco mi mismo sino,

sí y no,

sí o no,

tú y yo

solamente;

sólo al ritmo loco

del dos por dos…

dos por uno,

no, siempre dos;

todo del todo

del uno al yo

y al tú,

tu nombre

es un pronombre,

                                   eres Tú.

(Mariano IbeasDe "Palabras guardadas")
02/04/2007 21:25 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.

NUEVAS POETAS LATINOAMERICANAS

"La luz de las mujeres luciérnaga"

Suplemento BABELIA de El País, sábado 17 de marzo 2007.

"La poesía es una concentración de luciérnagas capaz de iluminar el mundo"

                       (Otto Raúl González, poeta guatemalteco)

Como una premonición de la primavera, y de  la poesía, llega la noticia de nuevas antologías,

de poesía, de poesía y voces de mujer, de poetas latinoamericanas de ayer y de hoy.

Desde Gabriela Mistral, Juana de Ibarburu, Alfonsina Storni, Marosa di Giorgo, Dulce María Loynaz, Alejandra Pizarnik, Olga Orozco, Ida Vitale, Claribel Alegría, Blanca Varela, Cristina Peri Rosi...

Y las nuevas o recien llegadas: Ana Becciú, Jeannette Lozano Clariond, Carmen Ollé, Carmen Bolullosa, Irene Gruss, Reina María Rodríguez, María Auxiliadora Álvarez, Gloria Gervitz, Sonia Manzano, María Fernanda Espinosa, Elvira Hernández o Wendy Guerra... 

una larga nómina de ignoradas o desconocidas que merecería la pena conocer y leer.

De este lado del Atlántico,un libro de Angelina Gatell, "Mujer que soy. La voz femenina en la poesía social y testimonial de los años cincuenta" de Editorial Bartleby nos trae también los ecos de once mujeres: Ángela Figuera, Carmen Conde, Concha Zardoya, Gloria Fuertes, Aurora de Albornoz, Julia Uceda y otras...  poetas ignoradas y "poco profetas en su propio país".

 Ahí queda, pues, la invitacióna  a la lectura de estas voces de mujer.

Mariano Ibeas

 

19/03/2007 19:49 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.

SALUDOS

ángela serna

 

POESÍA DE AYER Y DE HOY

 

Desde el rincón, desde este cuaderno/borrador "desdeldesvan", quiero saludar hoy la presencia de un nuevo espacio donde la voz y el eco de la "POESÍA DE AYER Y DE HOY" se harán presentes. En el enlace:

http:olerki-poesia1.blogcindario.com

estará la voz amiga de Ángela Serna.

Os invito a acudir y a disfrutar de la poesía

Mariano Ibeas 

 

 

DE MI CUADERNO DE NOTAS...

 “Tierno de amante”            

Elise

Elise junto al lago

Elise

junto al lago de tus veinte años,

Elise

Te me pierdes junto al lago

te me pierdes una tarde junto al lago, Elise,

y es ya tarde,

siempre es tarde para perderse junto al lago,

Elise

Te me pierdes junto al lago en la tarde

de los sueños;

junto al lago y a tu lado,

te me pierdes levemente en las caricias

justo al lado y te me pierdes,

y es la brisa o las caricias de la brisa

que se pierden junto al lago… 

et la brise doucement qui te caresse

et ma main tout doucement qui te caresse

et la brise au bord du lac qui te caresse

et la brise, et la brise,  Elise, Elise.

                                   

Mariano Ibeas  

29/06/2006 14:37 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.

DE MI CUADERNO DE NOTAS...

       “Herido de amar” 

"Ay, Marijke, 

il y a longtemps 

que je t’amais tant. 

           Jacques Brel.            

Casi como entre brumas

oigo tu voz

y tu risa franca

me cerca por las noches

y tus ojos labrados 

en el norte

me miran todavía

y veo que te alejas 

tristemente...

Ay, Marijke, Marijke,

no quieres que beba tus lágrimas

que alise tu pelo

que enmarque tu cintura...

Casi como entre brumas

se desdibuja tu figura

y vuelvo derrotado

__ nada glorioso soldado

de los tercios de Flandes __

y no espero tampoco

que nadie me convoque

a una nueva campaña...

 Ay, Marijke, Marijke,

desde entonces

no consigo desgranar

correctamente

tu nombre impronunciable: 

                              Marijke.

MARIANO IBEAS

28/06/2006 22:49 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.

DE MI CUADERNO DE NOTAS...

 “Ciego de amor”

 

On a beau dire;

  ça fait du bien d’être amoureux. 

                       Jacques Brel 

Il faut dire qu’elle  était belle

Hay que decir que era hermosa

blessée et triste comme un moineau

herida y triste como un gorrión 

qu’on était bien  ensemble

que nos sentíamos bien juntos 

étendus sur le sable, 

tendidos en la arena,

no se podía ver el mar

oculto tras las dunas;

en el arco de tiza

de nuestros veinte años

nos sentíamos seguros

dibujábamos sombras

como en una cueva

__ como dos huérfanos

cobijamos juntos

las últimas soledades,

como dos náufragos

recogimos en la orilla

los restos del naufragio__

creímos tener el mundo abierto

por la herida del tiempo;

a cambio unos regalos:

discos, libros,

una lámpara de barro,

conchas marinas ...

y las palabras fluían despacio

como arrancadas del mar.

Y siempre tuvimos miedo

al despertar.

MARIANO IBEAS

27/06/2006 19:44 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.

UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS (y XII)

12.- Adónde me lleva

"... su infinita mirada." (Ángel Valente)

 

Adónde me lleva,

dorada geografía,

el río de tu cuerpo,

adónde la caverna

            y el laberinto en sombra,

labor de zapa en la muralla.

 

Te cerco y me resigno,

espero la luz de amanecer,

un signo nuevo,

una señal en las alturas.

 

Adónde me lleva

el triste rumor del viento,

¿qué me trae de ti?

Pastando soledades voy

y no me doy reposo

ni sosiego ni alimento.

 

Te espero junto al río

y espío tu mirada tras de mí,

tan sólo me sorprende

el grito de Narciso

y el eco de las garzas.

 

Adónde me lleva esta luz

de amanecida

que dibuja en sombras

la piel de mis deseos

y sólo se me alcanza

disuelta en la neblina

una leve lágrima

que no sé si es de rocío.

 

Sólo te espero

y se pierde en el vacío

tu cálida mirada:

            no espero el despertar.

 

 

Mariano Ibeas.

UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS XI

11.- CERCARÉ TU CUERPO

"... hacia la lenta noche del amor..." (Ángel Valente)

 

Cercaré tu cuerpo

como una fortaleza

            inexpugnable;

rodearé tus muros

con escalas

o esperaré la aurora

            agazapado en sombras...

 

Si el sol tarda en salir

llamaré despacio

            a tus postigos

disfrazado de mendigo;

usaré la voz y la caricia,

susurraré tu nombre

y seré testigo

cuando se abran

                las puertas y ventanas,

cuando el alféizar

                recorte tu figura

cuando bajes por la escala

                de los sueños

yo te esperaré

y, si es preciso,

                hasta que venga la noche,

                hasta que llegue el invierno.

 

Mariano Ibeas



UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS X

10.- ¿Quién leerá

"precipitados límites del cuerpo..." (Ángel Valente)

¿Quién leerá

cerrando bien los ojos

estos poemas míos

sin eco y sin palabras?

¿Serán también los frutos

desgajados de los árboles

y arrojados sin piedad

al fluir eterno

de los días?

¿Se alzarán despacio como sombras

o brillarán a la luz

como renuevos?

No lo sé.

Y acudo entristecido

una vez más a las palabras

que me acogen

y me salvan

de la muerte...

¿Tendré tal vez la suerte

de vivir

entre tus manos?

 

Mariano Ibeas


UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS VIII

8.- El libro interminable

"...Párpados y pétalos..." (Ángel Valente)

 

El libro interminable

de tus párpados

se cierra tras de mí

y me cobija;

queda en el aire libre

la lluvia intermitente

de las lágrimas,

se cierran las puertas de la noche:

yo me quedo

encerrado en tus abismos

y no quiero salir

desnudo hacia el vacío

y temo

una mota de polvo,

un roce, un céfiro ligero,

un parpadeo

y ya no ser, no vivir

caer cual rosa deshojada

en hojarasca de pétalos sombríos

__ Sísifo

hundido en el Leteo __

y juntar en un punto,

en un solo parpadeo,

                mi memoria y tus olvidos.

 

Mariano Ibeas

15/01/2006 19:32 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.

UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS VII

7.- Todos los interrogantes

"...insondables ojeras ..." (Ángel Valente)

Todos los interrogantes

se encierran en tus ojos;

llevan el peso de la duda

y de la angustia,

llevan el horror de la muerte

y el fragor de la vida;

por ello se cierran

y se calman con el sueño

cada día

y no temen despertar

porque son nuevos

cada día:

porque guardan el amor

de la lumbre

y el brillo del rocio

en la mañana,

porque los hiere el sol

y la niebla,

tus ojos me toman

en sus brazos y me acunan

en el fondo de la cueva;

y son insondables

los pliegues de sus hojas,

un libro a ciegas,

el libro interminable

de tus párpados

que una vez y otra vez

pasan página

de tus luces

a mis sombras.

Mariano Ibeas

UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS VI

6.- Bate su cobre el sol

"... cabelleras doradas por el viento del otoño..."

                                   (Ángel Valente)

Bate su cobre el sol

al yunque de la tarde

y el vuelo fugaz

que tejen los vencejos

enreda entre sus hilos

la torre de la iglesia;

arden a espaldas

del viejo cementerio

las tapias grises

y sólo avanzan entre brumas

las sombras de cipreses;

te he visto pasar

camino de los huertos.

 

Mariano Ibeas
 

UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS V


5.- Las columnas del templo (Uno)

"...muslos húmedos..." (Ángel Valente)

las columnas del templo
relumbran con la lluvia,
se asienta el verdín
al norte de los fustes,
orlada en jaramagos
la pila lustral,
las libaciones de aceite y vino
fecundaron las rocas;
del ara del altar surgió el fuego,
se elevó el humo de las piras
y fue grato a los dioses:
la tierra fue un vientre fecundo
y los pechos ubérrimos
exuberantes de leche y miel
amamantaron los cachorros de hombre...

Mariano Ibeas

UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS IV


4.- Y TRES

Cúbreme con el fuego


Cúbreme
con el fuego de la tarde,
cíñeme tu cinturón de lunas
en los abismos encendidos;
volveremos a la orilla
__ alquimia de la mar __
recogeremos algas,
cosechas de zargazos
y con el aire nuevo
que roza las orillas,
dibujaremos la líneas
de la piel nueva.

Las huellas de tus manos
al alba renovadas
se anuncian entre brumas
como las ondas del mar.

Mariano Ibeas


UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS IV

4. (DOS)

Cúbreme con el agua

Cúbreme

con el agua del rocío;

revolcados en el trigo

y en la hierba fresca

tejeremos de espumas,

de peces y de escamas,

una cota de malla

robada a los jirones del mar

y sobre faldellín dorado

el olor del nardo y la albahaca

se ajusta la coraza de arena

__ peto y espaldar __

Mariano Ibeas

09/01/2006 19:48 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.

UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS III

3.- La flauta de Pan

"... incandescentes vellos..." (Ángel Valente)

La flauta de Pan

suena en la orilla del Leteo

y el vellocino

cubierto de oro

brilla a la salida del sol

mostrando su cosecha

en la corriente del arroyo:

no tendrás mejor tesoro

que tu piel dorada

entrevista entre las sombras,

al acecho

entre los altos carrizos

y los sauces de la orilla,

brilla el sol

y dora sin pudor

la piel inmaculada,

incandescente,

cede

al gesto de Penélope,

__ mujer araña __

tejiendo y destejiendo sueños,

gobernando su casa

con mano firme

y la moral intacta.

Mariano Ibeas


UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS II

2.- A las puertas del templo

"... delicadas orejas..." (Ángel Valente)

A las puertas del templo

se alzan

en mudas interrogantes

__ ¿no me oyes?__

pues no atienden sordas

a mis quejas;

velas desplegadas, alas leves

ofrecidas al viento,

laberintos,

caracolas atentas

al diapasón del aire,

a los embates del mar

contra las rocas,

saladas olas;

en el escalón del faro

trepa la música

por el zigurat del día

y luce el fuego del altar

en el templo de la diosa

albaluna,

en el silencio de la oquedad

reposa el sueño,

tácita caverna

a los pies de Orfeo,

el susurro del agua en las orillas

despierta al día

sorteando juncos,

aneas y espadañas,

sopla sutil

en las flautas de caña

en la siringa del pastor,

ronca zampoña en los rústicos dedos

extremada

en el pulso firme, la mano en el rabel

hosca mirada

vertida a los adentros...

y se encerró en su cueva de cristal

y allí durmió

un tiempo.

Mariano Ibeas


06/01/2006 19:13 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.

UNA DOCENA DE IMÁGENES TARDÍAS

"A las niñas les crecen largas piernas..." (Ángel Valente)

I.- Interminables columnas

Interminables columnas

del templo

de Afrodita,

__ Susan, Margot, Lolita __

extendidas en la hierba hospitalaria

al agua lustral

de las piscinas;

la escala de jacob

presumiendo cielos

y doradas moradas,

plegadas al ardor, plegadas

al amor

de la lumbre

en escalada,

alada ascensión,

angélica certidumbre,

arcangélica soledad

pureza inmune

al embate del tiempo todavía.

__ Soledad, Virginia,

virginal María __

¡qué no poder mudar el tiempo

su costumbre!

Mariano Ibeas



El jardín de Melibea

Cita 1:

CALIXTO: En esto veo, Melibea, la grandeza de Dios.

Melibea: ¿En qué, Calixto ?

CALIXTO: En dar poder a natura que de tan perfecta hermosura te dotase y hacer a mí inmérito tanta merced que verte alcanzase y en tan conveniente lugar, que mi secreto dolor manifestarte pudiese...

Sempronio: ¿Tú no eres cristiano?

CALIXTO: ¿Yo? Melibeo soy y a Melibea adoro, y en Melibea creo y a Melibea amo

Fernando de Rojas, "La Celestina"

CITA 2 :

Pero,

por muy corta

que sea la distancia

de tu corazón

al mío,

tú no puedes sentir

mi sed

mi dolor

mi hambre;

no puedes reír mi risa

ni llorar mis lágrimas"

Marino Romero "La vida es así" en "Mujeres de carne en verso"


05/01/2006 18:34 MARIANO IBEAS #. EL JARDÍN DE MELIBEA No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris