Facebook Twitter Google +1     Admin

Alifafes

20151210213417-1501665-241294506052358-1491684592-n.jpg

Alifafes


Estas notas

debían de tener por título:

“Alifafes”.

Por primera vez

__ médicos mediante

y el ojo avizor de la familia__

he decidido escuchar

mi cuerpo

que me acompaña

como un perro

desde siempre…

He vivido a su sombra

solo de luz  mis ojos

asombrados

y siempre al despertar

se me rebela / revela

( con “v” o con “b”,

lo tengo que decidir cuando

lo lea)…

Y es por la mañana,

cuando apenas abro

pesadamente los ojos

mi cuerpo se revela ( con “v”)

más despierto y charlatán;

crujen como cuadernas secas

mis huesos en el casco

y en las sentinas

se revuelven en fragor de marejada

las piedras del lastre

las entrañas,

cargamento desatado

difícil de estibar

y un rumor como de toneles

que ruedan en el sollado

de proa a popa…

Inicio el desembarco

Por la borda de estribor,

El pie al suelo.

Toco fondo esta vez:

Una primera contracción

muscular

y un tirón en el gemelo

__ tensión de cabos

y jarcias  sin arriar__

¡izado…! Uno , dos,

Marejada mi cabeza,

no todavía no.

Mis vértebras se aprestan

como una cremallera:

cervicales, dorsales, lumbares,

Todo en orden…

__ el grumete aparece bajando

de la cofia,

nada que avizorar__

El espacio se compone como siempre:

familiar y conocido,

un paso en falso

y ahí es donde más me duele

al entrar en la ducha

he visto un pequeño rastro de sangre

en una uña.

Esto no estaba en el programa:

Tomo nota.

 

Mariano Ibeas                        16 / 11 / 2015

10/12/2015 21:34 MARIANO IBEAS #. AUTOMORIBUNDIA

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris