Facebook Twitter Google +1     Admin

Declaración I

A partir de ahora,

señoras y señores,

dejaré de desnudarme:

ante ustedes...

¡un muñeco, un figurante!

No seré extraño ni extranjero,

seré un semejante,

y ustedes serán cómplices,

hipócritas conmigo.

Haremos como si

sin llamarnos a engaño,

porque ustedes y yo

sabemos

que sigue la tramoya

de la antigua farsa,

el trampantojo,

la trampa y el cartón...

no nos llamamos a engaño.

El poeta ya no se deja

la piel en los papeles,

el poeta está desdoblado

de sí mismo,

maneja los hilos

en las sombras

se disfraza

de payaso

o saltimbanqui,

o, mejor dicho,

ni se esconde ya siquiera;

se deja ver

y deja en el aire

la traza, el cañamazo...

la urdimbre

y la hilaza están presentes

en sus sedas;

tan sólo, alguna vez,

el poeta ejecuta sus

saltos mortales

en vivo y en directo,

pero no le va la vida en ello.

El poeta

es también

mortal de necesidad

declarado...

y no arriesga nada,

no se arriesga,

no pone nada en juego,

juega con ustedes...

el poeta payaso

¡que salga!

¡que empiece!

Mariano Ibeas

 

 

29/12/2005 21:54 MARIANO IBEAS #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Ana M.

qué curioso. me he dicho, comencemos desde el principio, busquemos versos de mariano ibeas; y he encontrado hilos, aunque distintos a los de maillard, hilos.
un beso.

Fecha: 16/12/2007 20:34.


gravatar.comAutor: Mariano Ibeas

Hola, Ana: Mira por donde también nos encontramos desde el principio; yo que había llegado aquí simplemente, para verificar el día de inicio de ste blog... y ya van dos años.
Gracias.
mariano Ibeas

Fecha: 17/12/2007 21:17.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris