Facebook Twitter Google +1     Admin

NAZARÍ

20220606151659-237329941-10223301103107747-8544628263806521418-n.jpg

NAZARÍ

          Relativo a la dinastía de los sultanes granadinos

 

Samuel Ibn Magrilla,

el visir judío del rey,

construyó estos baños

para solaz y placer del rey

y admiración

de sus vasallos;

murió de viejo

víctima de  la peste,

dejó algunos poemas

bastante malos por cierto.

Su sucesor también murió

asesinado

no dejó ni rastro de sangre

__ los servidores lavaron con agua abundante

los restos de la degollina __

aquel día, su sucesor

visir de Muhámmad V,

mandó componer al poeta

Ibn Zamrak

doce versos, la mitad de una cásida,

para decorar la fuente del patio,

luego se bañó

en el agua de la tina tinta en sangre

y oro con reflejos tornasolados

por los vidrios de colores

que los criados colocaban

en los lucernarios

de las cúpulas del hamman

¿soñó quizás con morir

del mismo modo?

No fue un sueño;

sus deseos se hicieron realidad

años más tarde:

el artesano que decoró los baños

amasó con sangre los ladrillos

y los coció en su horno;

el rojo tinto en sangre

sobre el barro

le pareció digno de  los reyes:

el color de la bandera “nasr”

 

Mariano Ibeas,  abril de 2013

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris