Facebook Twitter Google +1     Admin

DE SOL, DE LUZ, DE MAR…

20190524142833-img-20190326-wa0027.jpg

DE SOL, DE LUZ, DE MAR… (2) Mariano IBEAS

Foto 1

               En el principio fueron los Atlantes

               los que levantaron los cimientos de la tierra

               y  Vulcano encendió  los fuegos de su fragua

               en la oscuridad de la caverna…

Foto 2

               Luego, Neptuno, con envidia, agitó las aguas

               y  convocó a los vientos en una lucha eterna

               contra las rocas,  que disolvieron las piedras

               extendiendo las arenas al cuenco de la playa…

 Foto 3

               Brilló el sol y secó las aguas

               y  quebrantó las peñas

               y ahogó la vida apenas renacida

               como una mala sombra negra

 Foto 4

               Y de nuevo la batalla sorda,

               entre el mar y la tierra,

               el agua y el sol, la muerte y la vida,

               la luz y las tinieblas…

 Foto 5

               Hubo una tregua y un tiempo de paz;

               las nubes llevaron sus hilos de algodón

               a las hojas del árbol de Garoé

               que las devolvieron en lágrimas de lluvia

               sobre la tierra sedienta…

Foto 6

               La lluvia penetró despacio

               en la oscuridad de la cueva

               y se derramó fecunda en las entrañas

               como un milagro de la vida

 Foto 7

               Volvió a surgir, en manantial sereno

               en Agua Santa que cura sacia, vivifica,

               que alimenta los estanques

               y se extiende en las arenas

 Foto 8

               El sol y el aire hacen su trabajo

               devuelven al aire el latido de la tierra

               y arrojan su carga de cristales

               de nieve inmaculada…

Foto 9

               Solo al atardecer despacio

               se va ocultando el sol

               rozando con sus dedos de rosa

               la superficie de las aguas

 

Foto 10

               Y queda  para siempre

               un regalo de los dioses:

               la sal de Teneguíaa…

               Yo me quedo contemplando

                                            ***

               Y desde entonces

               no cesan en su empeño

               de acompasar sus pasos

               mi corazón y el mar…

                                            ***

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris