Facebook Twitter Google +1     Admin

SOMOS UNA SÁMARA

 

... Somos una sámara... o quizás disámara, o dos disámaras unidas por el tronco a la altura del ombligo.. pero no hemos olvidado nuestra naturaleza vegetal proclamada en el tronco o la semilla, a veces en el fruto.

Mientras estábamos en el árbol, nuestra raíz y nuestro tronco, de naturaleza terrestres, nos mantenían unidos, coherentes, atrapados en el barro.

Sin embargo un día quisimos volar, y nuestros antepasados simios se ejercitaron en el arte del salto de árbol a árbol; otros no quisieron andarse por las ramas y soñaron con el mito de Ícaro y recibieron su justo castigo... si entender que la máxima libertad posible consiste precisamente en la locura o el desvarío de querer volar, algo que luego algunos llamaron suicidio... Los que al fin lo consiguieron no lograron transmitir su aprendizaje.

Sólo al volar, al recuperar la naturaleza aérea, al ser plenamente libres, recuperamos también nuestra naturaleza original... por nuestra desgracia, ésto último sólo acontece en sueños, pero lo seguimos intentando: ser sámaras desperdigadas por el viento.

 

Mariano Ibeas

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: migratrice

Dicha vegetal. Flores que se elevan, rígidas, replegadas sobre su propia savia interior, celoso modo de guardar pistilos y secretos. O sámaras a la espera de una ráfaga de aire, en busca de la libertad. Todas ellas sueñan.

Fecha: 20/01/2006 19:53.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris